Desde nuestro punto de vista, una empresa de restauración está compuesta por cinco grandes bloques:



Cada uno de estos bloques contiene una serie de parámetros que deben estar controlados para poder decir que estamos haciendo una gestión integral de nuestro establecimiento.

A su vez, para verificar que estos parámetros están controlados deben estar:



Si en algún parámetro no se dieran estos cuatro condicionantes hablaríamos de que tenemos una "Fuga de Rentabilidad".
Estas fugas de rentabilidad pueden ser: Dinero que se va a espuertas, peajes no necesarios en los procesos o costes de oportunidad.

Para acometer esas Fugas de Rentabilidad siempre partiremos de:



Cada vez que cumplamos con la ejecución de un Plan de Acción, fruto de una Estrategia, fruto de un Objetivo, fruto de una debilidad (carencia); estaremos tapando una fuga de rentabilidad.

Si este esquema mental lo tenemos claro, podemos empezar a gestionar de forma integral nuestro establecimiento porque lo que necesitamos como empresarios es que todos nuestros parámetros estén controlados:

- Tapar aquellos que son una Debilidad (una carencia, una fuga)
- Potenciar o consolidar mis Fortalezas
- Aprovecharme de las Oportunidades
- Blindarme antes las Amenazas

Disponemos para cada parámetro del contenido teórico que hay que tener controlado y de sus herramientas (Excels, Words, etc.) para poder llevarlo a cabo.

Nos hará falta un software, el que usted tenga, sobre el que poder integrar toda esta información y poder hacer una gestión 360º de su establecimiento de restauración de una forma unificada.

Necesitaremos también que una persona que usted designe y con autoridad en la empresa sea nuestro interlocutor y nos dedique al menos una parte importante de su tiempo para alimentar el sistema.

Si lo desea le podemos enviar un resumen express de cada bloque para que pueda hacerse una idea de la integralidad del método utilizado. A día de hoy contamos con más de 35 restaurantes y cadenas de restaurantes que lo están utilizando bajo nuestra supervisión a través del servicio de asesoría/consultoría que les estamos prestando.
La fórmula obviamente funciona ya que todos nuestros clientes están en positivo.

El gran cambio de paradigma es que hemos conseguido hacerles ver que su objetivo como empresa no es ganar dinero, sino que consecuencia de hacer las cosas bien (de tener los parámetros controlados) están ganando dinero.